¿Qué es el documental digital?

El uso de la web para el desarrollo de un documental ha emulsionado como consecuencia terminologías como “documental transmedia”, “documental interactivo”, “documentales de nuevos medios”, “documentales digitales”, “webdocumentales”, “películas interactivas”, “bases de datos narrativas”, “exploraciones interactivas”, “visitas virtuales”, “ensayos digitales”,  “documental expandido”, “open doc“, “collab doc“, “living documentary“, etc.

En este post, y siguiendo como hilo la tesis doctoral de Arnau Gifreu Castells, intentaremos delimitar este nuevo concepto y sus características definitorias.

El documental-interactivo es “una obra de frontera que integra una combinación de lenguajes y sistemas de comunicación (multimodalidad), junto con nuevas experiencias interactivas donde los usuarios adquieren un papel fundamental (interactividad).” Gifreu Castells (2013:13). En donde “el género documental aporta sus variadas modalidades de representación de la realidad, y el medio digital, las nuevas modalidades de navegación y de interacción”. Gifreu Castells (2013:16).

Por lo tanto, es un género que encuentra una madre digital y un padre cinematográfico: “la madre sería la interactividad, que nació a principios del siglo XIX con el invento de Babbage y el medio digital. El padre, el género documental que nació a finales del siglo XI con el invento de los Lumière y  otros”. Gifreu Castells (2013: 204)

De momento, su definición más acertada es la siguiente: los documentales digitales son, ante todo, “obras interactivas en línea o fuera de línea, realizadas con la intención de representar, documentar y construir la realidad con los mecanismos propios de los documentales convencionales -las modalidades de representación-, y otros nuevos, que llamaremos modalidades de navegación y de interacción en función del grado de participación e interacción que contemplen. Se trata de una forma emergente, pendiente de exploración y de delimitación, y fruto de una doble hibridación: entre audiovisual -género documental- e interacción -medio digital interactivo, y entre información -contenidos- y entretenimiento -interfaz navegable.” Gifreu Castells (2013: 148)

Como características distintivas, el documental digital presenta las siguientes:

  1. Modalidad de navegación: la navegación se puede definir como “el diseño de un itinerario que muestre coherencia entre el material visual y el argumento o la razón de ser del lugar en cuestión” Gifreu Castells (2013: 191), y, por lo tanto, un documental digital debe permitir a su usuario un movimiento físico dentro de la aplicación, con la

                1.1. Presencia del hipertexto: “esta articulación jerárquica y reticular del hipertexto proporciona un esquema narrativo particular que diferencia el documental interactivo tanto de sus homólogos textuales en documental, como de otras modalidades hipertextuales o hipermedia de no ficción interactiva”. Gifreu Castells (2013: 151)

Como consecuencia, un documental digital también ha de servir a una

  1. Modalidad de interacción: a través del interfaz en que es presentado y que ofrece herramientas al usuario, como la posibilidad de comentar explicar o compartir opiniones: “la interacción consistiría en formar parte de la misma historia como protagonista, participante o actor, y partir de las propias decisiones, movimientos y / o acciones, que la historia se vaya creando y redefiniendo a tiempo real (co-autoría). En estos niveles de interacción no solo tenemos la capacidad de modificar el orden y la naturaleza del discurso y/o narración (estructura), sino también la del propio mensaje y/o texto (contenido), que al final se configurará como la obra en sí.” Gifreu Castells (2013: 197)

En su conjunto, esta multimodalidad provoca un cambio en la recepción del mensaje; si bien el documental solía ser lineal, es decir, “vamos de un punto de partida a un punto final (de A a B) y seguimos una ruta preestablecida por el autor de la obra. – En el caso de los documentales interactivos,-  empezamos en un punto de partida propuesto por el autor (o lo podemos elegir), y vamos encontrando bifurcaciones y caminos alternativos en función de la ruta que seguimos.” Gifreu Castells (2013: 113), o lo que es igual, asistimos al

3.  Proceso de comunicación EMEREC: el usuario y receptor del documental digital         contribuye a la autoría en tanto que prosumidor activo en el proceso. Esto hace que en el     hecho documental se cambie la noción de director por autor;  texto (guión) por discurso     o narración y espectador (pasivo) por interactor (activo). El espectador es un usuario-         interactor-participante-contribuidor activo: “incorpora las condiciones de usuario, en el     sentido de que forma parte de un sistema preestablecido y lo utiliza para sus intereses;         de interactor, porque interactúa con los modos y la interfaz para avanzar en el desarrollo     propuesto; de participante, ya que participa activamente en el desarrollo, escogiendo la       ruta que le parezca más adecuada, y de contribuidor, porque contribuye a la generación       del sistema y aporta conocimiento a base de contenidos o impresiones subjetivas” Gifreu     Castells (2013: 159)

Como consecuencia de la participación de un usuario que se convierte en el creador de un documental personalizado, ya que él dirige el control del discurso (por su manera de navegar) y utiliza el poder de la interacción que le ofrece el interfaz para tomar decisiones como requisito base para avanzar por la historia,

4. El documental interactivo no es un producto terminado, en contraposición con el documental lineal que sí lo es: “durante todo el proceso productivo, un documental lineal puede cambiar constantemente, pero una vez editado este proceso de cambio se detiene. Este proceso no se detiene en el caso de los documentales interactivos, y, por extensión, estos últimos pueden ser considerados como “sistemas vivos que evolucionan” y que siguen cambiando hasta que la colaboración y la participación es sostenible y/o deseada por los usuarios o sistemas que lo componen” Gifreu Castells (2013: 116)  Así, “el documental tradicional se utiliza para indicar un punto de vista (el del documentalista), pero el documental interactivo tiene el potencial de dar muchos” Gifreu Castells (2013: 126).

  1. Y con un consumo no lineal del documental digital, la autoría pasa a ser descentralizada y/o compartida: gracias al hipertexto, nodos, enlaces y anclas los documentales digitales seguirán teniendo las características propias del género documental, intervenidas por las participativas digitales.

//———————————————-//

Gifreu Castells (2013) El documental interactivo. Evolución, caracterización y perspectivas de desarrollo.

Anuncios

Acerca de mcuerpo

Después de estudiar dos grados, Artes Escénicas y Comunicación Audiovisual he decidido continuar formándome en Periodismo. Actualmente estoy cursando un máster en la Complutense y lo compagino con prácticas (Agencia EFE), un trabajo por horas como profesora de teatro y una obra de teatro que estoy preparando como actriz "Puerta entre dos aguas", con fecha de estreno en el 2015.
Esta entrada fue publicada en ¿Qué es el documental digital?, Nuevo documental y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s